• Fabiola Duclerc

7 recomendaciones que debes considerar al ofrecer servicio al cliente

“Para mí el servicio al cliente es el valor agregado del producto o servicio que ofrecemos, el cual va de la mano de la comunicación constante con nuestros clientes”. Fabiola M. Duclerc Cora, Asistente de Proyectos de PermisosComerciales.com


En la actualidad existen miles de negocios, cada uno de ellos esforzándose por ofrecer diferentes productos y servicios. Sin embargo, también muchos dedicándose a llevar a cabo la misma actividad. Aquí es donde nos preguntamos: ¿Qué es lo que hace que unos resalten sobre otros?


Simple, la respuesta está en el servicio al cliente.


Es por esto por lo que hoy me atrevo a darte desde mi punto de vista como asistente de proyectos en PermisosComerciales.com varias recomendaciones que podrás utilizar para tener éxito en tu empresa. ¿Quieres saber de cuáles se trata? Te invito a que continúes la lectura para que puedas tomar nota y las apliques en beneficio de tu negocio.


¿Qué es servicio al cliente?


Para mí el servicio al cliente es el valor agregado del producto o servicio que ofrecemos, el cual va de la mano de la comunicación constante con nuestros clientes. Es lo que nos permite distinguirnos del resto, y lo que hace que estos se mantengan satisfechos. A continuación, te comparto siete (7) recomendaciones que me gusta tomar siempre en consideración a la hora de ofrecer servicio al cliente:


1. Sé cuidadoso cuando tengas contacto con el cliente


Siempre me gusta comenzar por esta recomendación porque el contacto con el cliente es el primer paso que damos cuando ofrecemos servicio al cliente, por lo que puede ser crucial ya que se puede dar de diferentes maneras. El contacto con el cliente se puede dar en un contexto presencial o no presencial, como llamadas telefónicas, videollamadas, correos electrónicos y otros. Comienza por presentarte ante este con cortesía y luego limítate a escucharlo. Una vez lo hayas escuchado, déjale saber cómo lo puedes ayudar a resolver su problema o atender su necesidad. Si el acercamiento con el cliente se da por primera vez, ofrécele primero una breve presentación de ti y de la empresa a la que representas. Luego, permítete conocerlo e identifica su demanda. Comunícale cómo lo puedes ayudar mediante tus productos o servicios.


2. Escúchalo y ten empatía con él


Como bien dice nuestra filosofía: “Cada cliente es único, y comprendemos lo que su oficina, empresa u organización representa para él”. Cada cliente es distinto. Entiéndase, en género, edad, conocimiento y otro tipo de características. Por lo tanto, debemos escucharlo con atención. Si comprendemos lo que este necesita, podremos trabajar para satisfacer sus necesidades. En este punto es muy importante tener empatía, ya que siempre debemos tener en cuenta cómo me sentiría yo al tener la situación que enfrenta mi cliente. Esto permitirá que puedas comprender a esa persona y demostrar ante sí un poco más de “humanidad”.


3. Oriéntalo con respeto


Como mencioné en el punto número dos (2), no todos los clientes tienen el mismo conocimiento acerca de lo que están buscando o necesitan. Es por esto por lo que, una vez estés familiarizado con tu cliente, oriéntalo con mucho respeto cuantas veces sea necesario. Observa su lenguaje corporal (del contacto ser presencial) o, como decimos por ahí, “interpreta su silencio”, que para mí significa que no comprendió correctamente lo que se le dijo. Pregúntale si tiene dudas, si desea que le repases algo en específico o incluso ofrece enviarle la información por distintos medios de comunicación que utilice con frecuencia. Ten en cuenta que esto puede ser como cuando estás tratando con niños, un niño de dos (2) años no tiene la misma capacidad ni el mismo conocimiento que un niño de quizás seis (6) años.


4. Sé paciente


Hay que ser paciente con el cliente. La paciencia casi se convierte en un don cuando ofrecemos servicio al cliente. Una vez más, piensa en cómo te sentirías tú si estuvieses en su lugar.


5. No supongas


Evita suponer cosas al ofrecer servicio al cliente. Dar por hecho que este comprendió lo que le explicaste o que necesitaba un producto o servicio en lugar de otro, no es lo correcto. Recuerda que en esta situación suponer puede significar pasar malos ratos y hasta perder dinero.


6. Respóndele a tu cliente en un período razonable


No responderle a tu cliente en un período razonable se pudiera interpretar como una falta de respeto. Esto sin hablar de que esta acción tardía de tu parte pudiera demostrar pobre compromiso hacia este. Evita situaciones incómodas, déjale saber que a la brevedad posible te estarás comunicando con él.


7. Edúcate, edúcate, edúcate


Todo lo que hacemos debemos hacerlo de manera competente, por lo que el educarnos para estar en condiciones de ofrecer servicio al cliente a un nivel superior requiere educación. Lee sobre el servicio al cliente para que así ganes mayor seguridad al desenvolverte y se lo puedas transmitir a tu cliente.

No cabe duda de que ofrecer servicio al cliente no es tarea fácil, de manera que queda a la discreción de cada uno de nosotros tener la disposición necesaria para mejorar cada día. Sin embargo, espero que puedas beneficiarte del contenido de este blog. Te invito a que lo compartas con tus amigos para que también mejoren su manera de conducirse cuando ofrecen servicio al cliente. Gracias por tomar de tu tiempo para leernos, y recuerda que si tienes alguna duda o pregunta puedes dejar tu comentario al final de esta publicación para ayudarte en lo que sea posible.


¡Te espero en el próximo blog!


Recuerda que en PermisosComerciales.com somos expertos en la creación, desarrollo y protección de negocios. Contamos con la experiencia y el conocimiento para llevarte paso a paso a emprender tu negocio con éxito o, si ya cuentas con uno, para llevarlo al próximo nivel. ¿Cuándo vas a apostar por él?


¡Yo voy a ti!

50 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo